El movimiento del par GBPUSD fue decisivo ayer formó un Doji en el gráfico diario.

La tendencia es neutral en el corto plazo. El soporte inmediato esta en 1,6090. Una clara ruptura por debajo de esa zona podría provocar una mayor presión bajista intentando alcanzar 1,6050 hasta 1,6000.

La resistencia inmediata esta en 1,6170. Una clara ruptura por encima de esa zona podría generar más presión alcista intentando alcanzar 1,6200 hasta 1,6300.