El movimiento del par EURUSD fue indeciso ayer.

La tendencia es neutral en el cercano plazo, pero permanece en una perspectiva alcista importante.

El soporte inmediato se mantiene en torno a 1.3070/50. Una clara ruptura por debajo de esa zona podría provocar una mayor presión bajista intentando alcanzar 1.3000.

Al alza 1,3170 sigue siendo el objetivo más cercano. El indicador CCI cruzó de nuevo por debajo de un nivel de 100 en h4 gráfico sugiriendo un potencial pullback bajista , pero en general, siempre y cuando permanezca dentro del canal alcista el escenario alcista.