¿Qué elemento es el diferenciador del tipo de análisis producido?
La percepción crítica del trabajo del analista no es fácil. Es un trabajo difícil de evaluar, ya que no hay un modelo explícito del que se puedan extraer conclusiones rápidas sobre la calidad de un análisis.
Ya se ha mencionado anteriormente el componente intuitivo del análisis. Analistas con más experiencia suelen aportar un criterio con mayor valor añadido, ya que enfocan el problema desde un punto de vista más global.
Esta situación de subjetividad se intenta compensar con la utilización de algunos métodos más científicos, con un proceso de revisión y discusión de los informes entre los componentes del equipo de análisis y entre los encargados de su distribución y, sobre todo, con el seguimiento de las recomendaciones.
Intentar determinar el aspecto que diferencia un análisis de otro es complicado. Se podrían incluir aspectos como la experiencia del analista, la originalidad a la hora de introducir nuevos puntos de vista hasta ahora no analizados, la capacidad de concreción, la capacidad de comparación entre empresas, el tratamiento de distintos problemas a la vez y la capacidad de conclusión…

Como resumen, un informe de análisis debería ser uno de los instrumentos para aconsejar al inversor, con un objetivo único: avanzar el comportamiento de una empresa y determinar el precio objetivo al que debería cotizar. Además, debe tener un punto de vista crítico sobre la compañía analizada.
El informe debe huir de ser una mera descripción de hechos y situaciones pasadas, de ser largo y tedioso (la capacidad de concreción es muy importante para que el destinatario lo lea), ni ser demasiado optimista.
En general, se puede concluir (Charles A. D’Ambrosio-1985) que "los hechos narrados en forma de comentario, o indebidamente analizados, no convierten a nadie en analista. En cambio, los acontecimientos estudiados dentro de un marco apropiado, con las herramientas analíticas necesarias, sujetos a la crítica de la profesión, sí constituyen lo que se denomina análisis fundamental y la razón de ser del analista".