. ¿Qué es el análisis del punto muerto?
Punto muerto se entiende como la situación en la que la empresa iguala sus ingresos con sus costes, tanto fijos como variables. Una vez calculado el punto muerto, sabemos que cualquier aumento/disminución marginal de ingresos supondrá beneficios/pérdidas.
Es interesante este análisis para empresas cíclicas que se encuentran saliendo o entrando en un ciclo alcista, para saber cuándo alcanzarán beneficios/pérdidas.
Este estudio se debe combinar con análisis de sensibilidad de las distintas variables que intervienen en el mismo, con lo que se completan las distintas situaciones en las que se puede encontrar la empresa.
Hay una dificultad básica para el analista, que es la distinción entre costes variables y fijos, ya que es una información difícil de obtener de la empresa.
En la toma de decisiones de inversión, es un estudio que tiene mucho más interés en momentos alcistas del ciclo que al contrario, ya que detecta el momento de realizar una inversión con la suficiente antelación.
También se pueden calcular puntos muertos operativos (antes de impacto financiero en cuenta de resultados) o de cash-flow (entradas igual a salidas de fondos).