¿Qué es el análisis de sensibilidad?
Hay muchas otras formas de apostar algo más de valor añadido a un informe de análisis o al propio proceso de estudio de una empresa.
Una de ellas es el análisis de sensibilidad, en el que se intenta estudiar el impacto de las distintas variables que afectan la cuenta de resultados. Lo que se hace es modificar estas variables y analizar cómo oscila la cuenta de resultados; de esta forma se puede inferir cómo se comportará la sociedad en cualquier situación diferente a la esperada.

Pongamos, por ejemplo, una empresa cuyos ingresos dependen de la cotización del cobre y de la cotización del marco, ya que vende cobre en Alemania. Como ambas variables pueden oscilar significativamente en el corto plazo por motivos coyunturales, la cotización del valor también lo podría hacer.
El análisis que se podría hacer y resumir en un cuadro de doble entrada es calcular las ventas, beneficio neto e incluso PER, con esos distintos niveles de cobre y marco, y estimar la cotización en cada uno de los casos.

Este tipo de análisis tan sólo es aplicable a sociedades que presenten estas características de dependencia de pocas variables y bastante volátiles. Otra de las aplicaciones posibles es, por ejemplo, analizar el impacto de variaciones en los tipos de interés de interbancario en la cuenta de resultados de las eléctricas, de forma que cuantificamos el efecto en pesetas por cada variación de 25 puntos básicos de los tipos.