. ¿Qué es la TIR?
La tasa interna de retorno (TIR) es la rentabilidad implícita de unos fondos que se reciben contra un pago inicial. Este método está también basado en la capitalización o descuento de rentas futuras al momento de la estimación.

La forma más común de utilizar este sistema es entender el pago inicial como el precio que se paga por la acción en la bolsa; contra este pago se descuentan los dividendos futuros que se recibirán por parte del accionista. La tasa de capital que iguala ese precio pagado por la acción con el flujo de dividendos descontados desde el momento en que se reciben es la TIR.

Este sistema de valoración se utiliza para empresas en las que se puedan estimar todos sus ejercicios hasta el fin de la actividad (además de para renta fija, se puede utilizar también para proyectos de inversión, donde se invierte un dinero incialmente a cambio de un flujo futuro estimado/esperado). En la bolsa española se utiliza casi exclusivamente para el sector autopistas. Es un sector en el que, en principio, cuando la concesión acaba, la empresa se liquida y desaparece; además, son empresas muy recurrentes en sus fondos generados; por ello se realizan estimaciones hasta el último ejercicio de concesión y se descuentan los dividendos junto con la caja acumulada al final de la concesión (equivalente a un dividendo final pagado por la empresa a sus accionistas).

Lo normal es comparar Acesa, Aumar, Europista e Iberpistas en base a la TIR que ofrecen a sus accionistas a los precios en cada momento, en lugar de comparar por rentabilidades por dividendo, PER… (actualmente Europistas no presenta beneficios porque dota su totalidad al fondo de reversión, pero sin embargo presenta una TIR del 7% gracias a su política de devolución de capital).
La TIR y las cotizaciones tienen una relación inversa, es decir, a menor precio pagado por una acción, la TIR será superior (la rentabilidad será superior para el mismo flujo de fondos esperado, se ya que compra más barato). El principal defecto del sistema de la TIR (además del genérico que supone estimar una cuenta de resultados a 10/20 años) es que supone que los flujos obtenidos se reinvertirán a esa misma tasa TIR. Imagínese alguien calculando la TIR de Acesa hace cuatro años (14,5% era el resultado) suponiendo que los dividendos iban a ser reinvertidos a ese 14,5% hasta el final de la concesión (año 2016).