¿Qué son los soportes y las resistencias?

Otros conceptos derivados del de tendencia son los de soporte y resistencia. Dado que la tendencia es el movimiento de los precios dibujando zig-zags en forma de picos y crestas, a cada uno de estos picos se le conoce como resistencia y a las crestas como soportes.
Un soporte es un nivel de precios del gráfico a partir del cual el interés de los compradores supera al de los vendedores, lo que provoca que la cotización rebote y ascienda de nuevo. Una resistencia es el concepto contrario a soporte y representa un nivel de precios del gráfico donde el interés vendedor prima sobre el comprador, lo que provoca que los precios frenen su ascenso y caigan (gráfico 11).
Los soportes y resistencias reflejan, como todos los aspectos del análisis gráfico, la psicología de los componentes del mercado. Así, un soporte se forma por la creación de intereses de diversa índole, según sea la posición en que se encuentre el inversor. Si ya posee títulos y ve cómo éstos suben, se preguntará por qué no ha comprado más y esperará a que se produzca un retroceso en el mercado para incrementar su posición. El inversor que ha vendido, se arrepiente de haberlo hecho por haber abandonado antes de tiempo y también espera un retroceso para volver a entrar a los precios que salió. Y el inversor que se ha dado cuenta tarde espera exactamente lo mismo para entrar.
Encontramos, entonces, que se han generado unas expectativas de compra a ese nivel de precios. Esto provoca que cuando el precio caiga hacia este área, se inicien compras por parte de todos los interesados. Lo que a su vez provocará que los precios vuelvan a subir nuevamente. En este momento se ha constituido un soporte, que tendrá mayor validez cuanto mayores hayan sido estos intereses compradores.
En las resistencias se suceden las mismas expectativas para los inversores pero con distintas intenciones, y esto es lo que provoca su aparición.
La tendencia puede ser alcista o bajista según los conceptos de soporte y resistencia. Una tendencia se considera que continúa siendo alcista cuando cada mínimo o soporte es superado por el siguiente y cada resistencia está situada a un nivel superior que la anterior. Por el contrario, una tendencia es bajista cuando cada soporte está por debajo del anterior y cada nivel de resistencia también es inferior a la anterior.
Las variaciones de la definición precedente en cuanto a las tendencias bajistas o alcistas pueden ser señales previas a un posible cambio de tendencia. Por ejemplo, si en una tendencia alcista el siguiente mínimo o soporte llega al mismo nivel que el anterior pero sin superarlo, esto puede ser un primer aviso de que esta tendencia alcista se está agotando. Un nivel de resistencia que se repita sin sobrepasar el anterior puede ser un indicador de debilidad de la tendencia actual. En cualquier caso, siempre hay que esperar la confirmación del cambio de tendencia mostrada por una de las pautas o figuras de precios que afirmen el cambio, para operar en consecuencia.
Una regla bastante aceptada dice que si un nivel de soporte o de resistencia son penetrados o atravesados en un cierto grado, se intercambian los papeles. Esto supone que un soporte roto se convertirá en la próxima resistencia en la siguiente corrección. De la misma manera, una resistencia superada al alza se convertirá en el posible soporte de la corrección a la baja siguiente.
Puede valorarse el significado de los soportes y resistencias de tres formas. La primera consiste en observar el periodo de tiempo en el que actúan los precios en el área o nivel de soporte o resistencia: cuanto más tiempo, más significativa será el area. La segunda forma de ver la importancia del soporte o resistencia es el volumen con que se ha operado: a mayor volumen, mayor significación del nivel de precios. La tercera manera es el tiempo que han tardado en producirse las operaciones que han constituido el soporte o la resistencia: cuando más cercanos se encuentren en el tiempo, más significativos serán.

Programa Asociacion Multinivel de LiteForex