¿Qué es el indicador ADX?

Este indicador está basado en el índice de movimiento direccional, concepto que fue desarrollado por Welles Wilder. Es un sistema basado en el análisis de la tendencia.
El índice de movimiento direccional determina la dirección del precio, en relación al del día anterior, en función de unos cálculos complejos que requieren la utilización del ordenador.
Este indicador se representa en una escala de 0 a 100 y tiene una línea horizontal sobre el nivel de 30. Para su cálculo correcto los valores deben tener como datos el máximo, el mínimo y el cierre de cada periodo, ya sea diario, semanal o mensual.
El ADX permite establecer una estrategia de compras y ventas de valores, pero su empleo es muy selectivo. El ADX traza una serie de picos y valles que se dan al mismo tiempo que se producen en el gráfico de precios. Si la tendencia del gráfico de precios es alcista, los picos representarán vueltas en la tendencia y, por tanto, ventas, y los valles puntos de compras. Si la tendencia del gráfico de precios es bajista, la interpretación es la contraria.
Aunque la anterior estrategia es una posible utilización del ADX, su función más importante es determinar si un valor se encuentra en tendencia y cuál es la fuerza de la misma. El indicador no proporciona información sobre la dirección de la tendencia, sólo sobre su fortaleza gráfico 9.
Para el cálculo del indicador hay que introducir el periodo de días o semanas. Cuanto menor es este periodo, más sensible se muestra el ADX para la estrategia de compras y ventas. El periodo utilizado por defecto suele ser 14 días.
La determinación de si un valor se encuentra o no en tendencia, sea ésta alcista o bajista, viene dada por el valor que toma el ADX. Si éste es superior a 30, es decir, si está por encima de la línea horizontal del gráfico, el valor está en tendencia. Esto facilita la determinación del tipo de indicadores que son más correctos para estudiar el valor en ese momento o para dar mayor o menor importancia a los valores de los indicadores, sin perder de vista nunca el gráfico del precio.
Así, si un valor está en tendencia, será mejor la utilización de indicadores como el MACD (que se verá más adelante), o las medias móviles con mayor plazo. Si no está en tendencia, o ésta es débil, es más adecuado trabajar con osciladores como el RSI, estocástico o momento.
Conviene insistir en que este indicador no proporciona información sobre la dirección de la tendencia, por lo que siempre hay que tener presente el gráfico de precios para ver la dirección y poder tomar cualquier decisión.
Programa Asociacion Multinivel de LiteForex