El objetivo de estas formaciones se suele calcular teniendo en cuenta la longitud de la tendencia antes de que aparezcan estas figuras y proyectando dicha longitud desde el vértice cuando el precio rompe, por lo que suponemos que lo que se puede esperar es que el mercado recorra una distancia equivalente antes y después de la aparición de estas formaciones. La fiabilidad del objetivo es muy baja. Donde reside la verdadera utilidad de estas figuras es entendiéndolas como un medio para ratificar la tendencia. Es decir, si hemos comprado al comienzo de una de estas formaciones y el mercado comienza a bajar debemos ser pacientes y esperar a que se reanude la tendencia. Nos indican que estamos en el lado bueno del mercado. Una vez se rompen las bandas y se retoma la tendencia el movimiento suele ser explosivo.
Caracteristicas de las Banderas, Cuñas y Pennants:
  • Aparecen en mercados alcistas y bajistas.
  • No provocan cambio de tendencia.
  • Tan sólo implican un descanso lateral dentro de la tendencia existente.
  • Son figuras muy comunes y sus implicaciones tienen una fiabilidad muy baja.
Se componen de un rango de fluctuación estrecho entre dos bandas durante un breve periodo de tiempo. Por ejemplo, en un gráfico diario la duración puede ser de una semana o dos a lo sumo.
La bandera se parece a un canal, pero la diferencia principal es la distancia entre las dos bandas. En esta formación esa distancia es muy pequeña, lo que permite que el precio vaya de un extremo al otro continuamente, a veces incluso en la misma barra de precios se ve el alto tocando la banda superior y el bajo la banda inferior. La formación muestra una inclinación contraria a la tendencia existente, es decir, si la tendencia es alcista el canal tendrá inclinación bajista y viceversa.

La cuña se diferencia de los triángulos porque ambas bandas o líneas entre las que fluctúa el precio apuntan en una misma dirección. Es decir, en tendencia alcista las dos líneas serán descendentes, mientras que en tendencia bajista estas líneas serán ascendentes. Normalmente el precio fluctúa dentro de esta formación con mucha rapidez, al igual que en las banderas, y llega casi hasta el vértice de la cuña, es decir, donde confluyen las dos bandas, antes de retomar la tendencia.

El pennant es muy parecido a un triángulo simétrico, salvo porque dura mucho menos tiempo, es más pequeño, no se aprecian fluctuaciones en zigzag de una banda a otra y en lugar de romper la banda entre el 50 y el 75% de su longitud, lo suele hacer muy cerca del vértice o final de la formación.