El par EURUSD estuvo indeciso ayer, formó un Doji en el gráfico diario.


La tendencia es neutral en el corto plazo, pero en general sigue siendo bajista.


La resistencia inmediata está alrededor de 1,2750 seguido de 1,2790.


El soporte inmediato está en 1,2690. Una clara ruptura por debajo de esa zona podría provocar una mayor presión bajista intentando alcanzar 1,2600 y luego 1,2500. Al alza, solo un movimiento por encima de la EMA 200 diaria y 1,2850 interrumpirá la perspectiva bajista.