• Los CFD permiten a los inversores especular con respecto a instrumentos y mercados de que otra manera no estarían a su alcance o serían difíciles para invertir como por ejemplo los mercados que quedan en zonas geográficas lejanas.



  • Los Contratos Por Diferencia le permiten a los inversores beneficiarse de las ganancias de capital de una acción en particular sin tener que llegar a poseer físicamente o pagar por ella directamente.



  • Los CFD brindan acceso a una gran variedad de mercados financieros a un costo considerablemente menor comparado a las opciones de inversión y especulación más tradicionales. Esto se debe a que los CFD requieren un menor margen inicial de depósito para realizar la operación. El apalancamiento ofrece la posibilidad de la magnificación y aceleración de los recursos de inversión.



  • La ganancia o pérdida obtenida por el trader se determina por la diferencia entre el precio al cual adquiere el contrato y vende el mismo.



  • Cuando un trader abre una cuenta con un broker que ofrece CFD a sus clientes, ambas partes acuerdan liquidar la diferencia entre el precio de una inversión particular cuando el acuerdo es efectuado y el precio cuando el acuerdo es finalizado.



  • Los Contratos Por Diferencia le permiten a los inversores vender instrumentos financieros como acciones, materias primas o indices bursátiles que en realidad no poseen. Esto les ofrece la posibilidad de obtener ganancias con mercados a la baja.



  • El inversor tiene interés directo en el movimiento del precio del instrumento subyacente, pero no compra ni vende el instrumento en sí mismo. De hecho, dependiendo del broker, este conserva la posesión del instrumento financiero subyacente sobre el que se basa el contrato. Esto le brinda a la compañía una compensación o contrapeso en contra del contrato.



  • Los inversores que operan con CFD deben tomar solo una decisión clave: El precio del instrumento financiero en que se basa el CFD va a subir o bajar? En caso de acertar en su pronóstico sobre el precio ganan dinero pero si se equivocan pierden parte del capital invertido.



  • Las bajas tasas de interés a nivel interbancario han ocasionado que las inversiones en el mercado basado en el margen sean más baratas de lo que nunca habían sido. En este caso, el trader únicamente debe pagar el LIBOR (London Interbank Offered Rate) más un 2.5%, lo que en la actualidad representa un valor cercano al 4% anual.



  • Como en el caso del spread betting, el monto de la pérdida puede limitarse mediante órdenes stop loss.