El par GBPUSD tuvo un impulso bajista ayer alcanzando 1,6035.


La tendencia es bajista en el corto plazo, intentando alcanzar 1,6000 y 1,5950


La resistencia inmediata está alrededor de 1,6080. Una clara ruptura por encima de esa zona podría llevar el precio a la zona neutral en el corto plazo intentando alcanzar 1,6130.