Analizando algunos indicadores técnicos

Otras herramientas utilizadas por los inversores son los indicadores técnicos: de media móvil, RSI, MACD, Momentum, oscilador estocástico, etc. Estos osciladores son una alternativa perfecta para un acercamiento basado en el estudio de las tendencias y son extremadamente útiles, en especial en el análisis de los mercados caracterizados por una falta de tendencia clara.


El indicador de media móvil

Este indicador está basado en la media móvil simple de las cotizaciones de un número determinado de sesiones. El análisis básico se basa en los cortes por parte de la media. Si las cotizaciones superan la media desde abajo obtenemos la señal de compra. Si se atraviesa la media desde arriba entonces es una señal de venta. Se pueden introducir también combinaciones de medias en diferentes periodos.


MACD

El MACD es uno de los indicadores más populares. En su construcción se basa en las diferencias de dos medias móviles simples exponenciales de periodos distintos. La línea de señal es la media del valor del propio indicador. La interpretación básica implica la generación de señales basadas en el cruce por parte de MACD de la línea de señal. Si se atraviesa desde abajo es una señal de compra y desde arriba de venta. La confirmación de las señales es la correspondiente rotura del nivel de equilibrio.




El RSI

El RSI es uno de los más populares osciladores utilizados para invertir en bolsa a pesar de las tendencias. Aporta señales de compra y venta en el mercado en la mayoría de las situaciones posibles. El RSI se coloca en la escala vertical de 0 a 100. El valor del indicador por encima de 70 es una señal de un mercado en sobre compra, sin embargo la bajada del indicador por debajo de 30 informa de la sobre venta del mercado y por lo tanto posible cambio de tendencia.


Cuando el RSI se encuentra en el campo de compra o venta se observan divergencias entre los movimientos del oscilador y los movimientos de los precios. Las divergencias en relación con el RSI pueden tener un doble carácter y pueden sugerir un posible aumento o descenso de los precios.

Divergencias positivas (alzas) – aparecen cuando el RSI, manteniéndose en la tendencia de bajada en el campo, forma otras bajadas cada vez menos acusadas, sin embargo el gráfico de precios establece convenientemente bajadas cada vez más profundas. Esta situación sugiere un posible rebote alcista. El RSI adelanta en cierto modo las futuras subidas de los precios generando una señal de compra.

Divergencias negativas (bajas) – aparecen cuando el RSI, encontrándose en el campo de compra establece otros picos, los cuales se sitúan cada vez a un nivel inferior. Gráficamente, los precios forman picos colocados cada vez a un nivel superior. El RSI, adelantando en cierto modo las futuras bajadas (subidas) de precios, sugiere un cambio de tendencia a la baja (al alza) y da la señal para vender (comprar).




El Estocástico lento al igual que el RSI, se mueve en el campo de 0 a 100. En este oscilador se usan dos líneas: %K y %D. El papel principal lo tiene la línea %D, que es la fuente principal de señales. Las líneas %K y %D crean el llamado Oscilador estocástico rápido, que se utiliza muy poco debido a su excesiva sensibilidad.

El Oscilador estocástico lento es la versión “normalizada” del rápido, que se mantiene aplicando una media de tres unidades temporales de las líneas %K y %D. Las señales básicas del oscilador son los cruces de las líneas %K y %D. Al observarlas hay que tener en cuenta el nivel al que se encuentran. El campo de venta total para %D está por debajo de 30, mientras que el campo de compra está por encima de 70. Las señales de venta se generan normalmente cuando la línea %K (la rápida) cruza desde arriba la línea %D en descenso.

La señal de compra aparece cuando la línea % K atraviesa la línea %D, que comienza ya a subir. Al igual que en el caso del RSI, el principal problema al analizar el oscilador estocástico es el análisis de divergencias entre la línea %D y el gráfico de precios.