teme que lo lei en xtrader

En la pasada kedada planteé la siguiente pregunta al respetable: ¿por qué es más difícil hacer trading que conducir un coche? O dicho de otro modo, ¿por qué generalmente cualquier persona media es capaz de conducir sin problemas y alcanzar su destino mientras que tan sólo unos pocos logran ser rentables en el trading?

De hecho día tras día millones de conductores cogen su coche para realizar algún desplazamiento. La mayor parte de ellos logran llegar a su destino sin ningún incidente destacable y la proporción de accidentes graves vs. número de desplazamientos puede considerarse insignificante. Podríamos decir que en la conducción el porcentaje de éxito es superior al 95%, aunque algunos conductores sean mediocres y no sepan circular correctamente. Asimismo los conductores son consistentes ya que año tras año logran generalmente sus objetivos que no son otros que llegar al lugar de destino en buen estado.


Por el contrario, en el trading la situación es exactamente la contraria. El porcentaje de éxito es posiblemente inferior al 10% y en muchos casos, aunque el porcentaje de éxito se mantenga en el tiempo, es probable es que exista una importante rotación de traders pertenecientes al grupo de los ganadores.


Sin embargo personalmente creo que es posible establecer una correspondencia entre aspectos de ambas actividades (ver tabla). Por ejemplo, la conducción como el trading bien hecho deben ser realizados casi como si se tratará de un reflejo automático. En ambos casos la calidad del resultado puede verse afectada por las emociones y por el estado físico y psíquico del conductor/trader.


Conductor
Trader
Palanca de Marchas
Apalancamiento
Carretera
Precio
Parabrisas
Pantalla de Gráficos
Freno
Stop Loss
Acelerador
Tamaño de la Posición
Volante / Intermitentes
Dirección de la Posición
Radio
Noticias
Arrancar el Coche
Abrir Posición
Llegar al Destino y Aparcar
Cerrar Posición con Beneficios
Accidente Menor / Rozadura
Saltarse el Sistema
Accidente Grave
Perder la Cuenta
Normas de Tráfico
Regulación de Mercado / Perfil del Broker


Esta pregunta llevaba rondando por mi cabeza más de un año y aún no había sido capaz de dar una respuesta, motivo por el cual la planteé en la kedada. ¿Por qué soy capaz de automatizar una serie de acciones al volante y no al frente de la plataforma de mi broker? ¿Quizás tenía que ver con nuestra forma de percibir el dinero? ¿O puede que tenga que ver con la forma de aprendizaje?

El debate generado a tenor de la preguna planteada fue intenso y, si bien no puede decirse que fueran concluyentes, obtuvimos algunas conclusiones interesantes:

  • Los conductores cuenta con una gran ventaja y es que saben que en la autoescuela y con algo de práctica aprenderán a conducir de manera correcta. Por el contrario, el trader no cuenta con una escuela de formación que le garantice el éxito o, como mínimo, unos beneficios mínimos, ni tiene un método que a priori garantice resultados y que le dé la confianza que sí obtiene cuando repitiendo los mismos gestos de forma regular logra siempre alcanzar su destino conduciendo. Asimismo mientras que no existe en general una cultura financiera extendida, normalmente todos desde muy niños vemos a nuestros padres conducir lo que nos sirve para aprender una serie de automatismos por imitación.
  • El conductor arriesga su vida mientras conduce por lo que es más prudente que el trader, que sólo arriesga el dinero de su cuenta. Por tanto, tal y como sospechaba parece que también entra en juego la percepción que tenga del dinero el trader.
  • Mientras que el conductor cuando circula por la carretera generalmente es avisado del comportamiento futuro de la carretera a través de las señales y del trazado, el trader no puede anticipar el trayecto futuro del precio (salvo en el caso de los elliotistas ). Podría decirse que el trader tiene una visibilidad tan escasa que sería el equivalente a conducir con una niebla muy densa. En esas condiciones y manteniendo una velocidad constante, posiblemente tendríamos el mismo margen error conduciendo que haciendo trading.
  • La conducción es una actividad cooperativa, en el sentido de que nadie desea causar ni que le causen daño en la carretera, siendo perfectamente factible que todos lleguemos al mismo punto de destino. Por el contrario, el trading es una actividad competitiva en el que las ganancias de unos suelen ser las pérdidas de otros, y en la que los grandes operadores tienen cierta ventaja sobre los pequeños.
  • Sin embargo, si encontramos algunas semejanzas interesantes. Por ejemplo, si un conductor circula por la carretera y se encuentra inesperadamente con una placa de hielo, logrará evitar un accidente si reacciona de la manera adecuada, controlando sus emociones e impulsos. Y si conducimos nuestro coche en un rally compitiendo contra pilotos profesionales entonces es probable que no tuviéramos apenas posibilidades de ganar o siquiera de alcanzar alguna meta intermedia.

Personalmente creo que la clave está en comprender el proceso por el cual se interioriza y se automatiza el acto de conducir, y posteriormente replicarlo en el trading. Si fueramos capaces de hacer trading de la misma forma que conducimos (ser capaces de ejecutar las órdenes incluso aunque estemos hablando con nuestra mujer u oyendo la radio), posiblemente estaríamos muy cerca de lograr el éxito en el trading.