El comportamiento de las masas

El problema con el que recurrentemente se encuentra el operador es más bien psicológico. Los seres humanos se mueven por emociones muy parecidas, que al agruparse en una masa producen un comportamiento determinado. Cuando el operador realiza una transacción se sumerge en el mercado, pasando a formar parte de la masa, con su comportamiento característico.

El comportamiento de un individuo es complejo y puede ser difícil de seguir. La masa tiene un comportamiento primitivo, predecible y sencillo, o al menos relativamente sencillo. Un buen operador tiene muy claro lo que son los mercados financieros: son ante todo grupos de personas. No se le debe tener miedo a esta masa “primitiva”, pero ojo, nunca se debe ir en contra porque siempre ésta será más fuerte que la voluntad del operador.

Entonces, ¿por qué se forman las masas y aparece el comportamiento de masas? El individuo necesita al grupo, le proporciona seguridad, y la supervivencia dentro de este resulta más fácil. Por eso el individuo en los mercados financieros busca un líder, siguiendo opiniones que le ofrece seguridad, lo que no siempre ocurre.

Por ello la independencia del trader es fundamental, es vital., Es la clave de las ganancias en el mercado de divisas y en las finanzas en general. Ser independiente significa desarrollar un sistema propio entendiendo por qué compra y vende en todo momento, no porque sea la opinión de otro, sino porque el sistema del trader genera una señal de compra o de venta.

La mayoría de los operadores, profesionales y principiantes, buscan a quien culpar cada vez que se genera una pérdida. De ahí la relevancia de evitar las emociones mientras se opera en el mercado. El operador no puede decidir por miedo o por avaricia, por lo tanto antes de entrar en una posición lo recomendable es registrar dicha acción, vale decir, anotar la cotización del momento, los motivos por los que se cree que la posición es buena, los límites para la ejecución del stop loss y de la toma de beneficio, un gráfico de la evolución del valor y el resto de datos que se consideren oportunos.

Después, una vez que el trader cierre la posición, debe anotar cómo ha evolucionado el valor, si se han respetado o no los límites, etc.