El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha asegurado este miércoles que se vio obligado hace un año a abandonar el poder debido a una "conjura que la historia desvelará".
Berlusconi hizo esas afirmaciones durante una conversación telefónica con la Comunidad para toxicómanos "Incontro", fundada por el sacerdote italiano Piero Gelmini, cuyos internos festejaban hoy el final de un curso de recuperación realizado en la localidad central de Molino Silla di Amelia.
"Nos han obligado a dejar el Gobierno hace un año con una conjura que la historia desvelará", ha asegurado Berlusconi, según los medios locales.
Una conjura -prosiguió Il Cavaliere- política, mediática e internacional.

El líder conservador añadió que "inventaron de todo, y más" para echarle del poder.
El último Gobierno de Silvio Berlusconi dimitió el 12 de noviembre de 2011, ante la insostenible situación económica creada, con una prima de riesgo desbocada y las dudas de los mercados que planeaban sobre el país.
Cinco días después el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, encargó al ex comisario europeo Mario Monti la formación de un nuevo Gobierno, integrado totalmente por tecnócratas.