Los cuerpos

El tamaño de los cuerpos de las velas, por supuesto, puede variar. Un cuerpo largo indica fuerte presión alcista/bajista. Cuerpos pequeños son indicativos de poca actividad tanto de compra como de venta.
Esto viene a ser casi evidente si pensamos como se forma una vela: El cuerpo se forma mediante el área contenida entre el precio de apertura y el precio de cierre, por tanto cuanto más largo y grande sea el cuerpo mayor es la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre, indicativo de un cambio en el precio considerable.
Las sombras

Las sombras de las velas, superior e inferior, dan información importante sobre el desarrollo del comercio durante el periodo de formación de la vela. Estas sombras se forma durante los picos máximos y mínimos.
Velas con sombras largas indican que hubo bastante actividad lejos de los precios de apertura y/o cierre durante el periodo de formación de la vela. Por otro lado, sombras cortas indican que casi toda la actividad se desarrolló cerca de los precios de apertura y/o cierre.
Las sombras no tienen por que ser iguales a ambos lados, de hecho lo normal es que la sombra superior e inferior tengan una longitud diferente. Esta longitud en las sombras dan información adicional.
Una vela con una sombra superior larga y sombra inferior corta indica que durante el desarrollo de la vela hubo una fuerte presión alcista pero que finalmente fue vencida por la presión bajista.
Por el contrario, una vela con sombra inferior larga y sombra superior corta indicará que hubo fuerte presión bajista pero que por alguna razón los compradores hicieron una presión alcista que logró vencer a la bajista llevando el precio de vuelta a una zona cercana al precio de apertura de la vela.