Estrategia de Cobertura con Opciones Binarias

En muchas ocasiones obtener ganancias en los mercados financieros se fundamenta en la cobertura del riesgo. El hedging o cobertura es una estrategia que permite minimizar el riesgo y maximizar las ganancias. Esta estrategia incluso permite en ocasiones obtener ganancias sin la necesidad de escoger una dirección en el mercado. Básicamente, con el hedging lo que buscamos es protegernos en caso de que nuestro pronóstico sobre el comportamiento del mercado no haya sido acertado de tal manera que no tengamos una pérdida elevada.
Puede decirse que existen múltiples maneras de emplear esta estrategia con opciones binarias y en este artículo vamos a explicar algunas de ellas.
Vamos a explicar el concepto con un ejemplo de tal manera que facilite su comprensión.
Primero que todo supongamos que después de analizar el comportamiento del GBP/USD, creemos que el precio va a subir por encima de 1.6050 durante la siguiente hora. Por este motivo compramos una opción binaria CALL con un periodo de expiración de 1 hora por un valor de $500. En este caso podemos supoter que el precio del GBP/USD empezó a subir con fuerza tal como pronosticamos y ahora está en 1.6085. Como sabe cualquier trader con alguna experiencia en el mercado, este puede fluctuar con rapidez y puede volverse en nuestra contra en cualquier momento por lo cual decidimos cubrir la operación para reducir el riesgo.
Para esto compramos una opción binaria PUT precisamente en el nuevo alto alcanzado por el GBP/USD a un precio de 1.6085 y por una cantidad de $500. De esta manera, si las opciones expiran entre 1.6050 y 1.6085, obtendremos ganancias en ambas operaciones.
Como una de las opciones ya está "In The Money", la cobertura del riesgo permite asegurar parte de las ganancias pero a la vez nos obliga a asumir el riesgo de que alguna de las opciones expire "Out The Money".
Por esta razón, ambas operaciones pueden generar tres posibles resultados:
  • Resultado 1: Ambas opciones expiran "In The Money" como se detalló anteriormente.
  • Resultado 2: El precio continúa al alza y la opción Call expira "In The Money" mientras que la opción Put expira "Out The Money".
  • Resultado 3: El precio comienza a bajar y la opción Call expira "Out The Money" mientras que la opción Put expira "InThe Money".
En caso de que se produzcan los resultados 2 y 3, el trader al final puede experimentar la pérdida cantidad de dinero pequeña en comparación a la que hubiese perdido si hubiese escogido una sola dirección y esta hubiese expirado "Out The Money".
A continuación presentamos otros ejemplo de la aplicación de esta estrategia para una operación efectuada con un rompimiento en el GBP/JPY:

Caso 1: Rompimiento exitoso en el GBP/JPY

En la imagen anterior podemos observar un rompimiento exitoso en el GBP/JPY. En este caso pudimos haber comprado una opción CALL esperando que el movimiento continuara al alza. Si hubiésemos comprado una opción con un rendimiento esperado del 85% por un valor de $200 se habría obtenido una ganancia de $170 en esta operación ya que la opción habría expirado "In The Money". En esta operación todo salió bien desde el inicio por lo cual no hubo necesidad de emplear cobertura. En el siguiente ejemplo, vamos a analizar un caso similar en que el rompimiento falló por lo cual la operación tuvo que cubrirse para limitar las pérdidas. Caso 2: Rompimiento fallido en el GBP/JPY

En este caso, se produjo un rompimiento al alza en el GBP/JPY el cual falló al poco tiempo, por lo cual el precio retrocedió. Si bajo estas condiciones hubiéramos adquirido una opción CALL al producirse el rompimiento, en poco tiempo estaríamos en una posición perdedora ya que el rompimiento no tuvo la fuerza necesaria y el precio retrocedió por lo cual la opción de momento está "Out The Money". En este punto tenemos dos opciones:
  • Dejar que la operación continúe y perder todo el monto invertido.
  • Cubrir la operación mediante una opción PUT.
Si escogemos la segunda opción y cubrimos la operación con una opción PUT, entonces la pérdida máxima que podemos sufrir se reduce drásticamente. Por ejemplo, si hubiésemos adquirido una opción CALL al inicio por $100 y luego un una opción PUT para cubrir está cuando el rompimiento falló, al expirar las dos opciones tendríamos una pérdida de $100 en la primera opción y una ganancia de $85, lo que nos daría una pérdida final de solo $15, una cantidad mucho menor a los $100 que perderíamos de no haber cubierto la operación inicial.
Si operado con un broker que nos permite recuperar un 10% del monto invertido en las opciones que expiran "Out The Money", la pérdida hubiese sido de apenas $5, lo que demuestra la utilidad de las estrategias de cobertura.